sábado, 3 de diciembre de 2016

Los Pedroches Reserva Starligt

El Instituto de Astrofísica de Canarias audita los trabajos para conseguir esta importante certificación de CALIDAD de nuestro cielo de Los Pedroches.


Con este fin , nos visita doña Antonia Varela Pérez, auditora del IAC










Don Manuel Barco, de la Agrupación Astronómica de Córdoba le muestra el magnífico reloj solar de Pozoblanco.








El Centro de Iniciativas  y Empresariales Turísticas de Los Pedroches está realizando una gran labor para conseguir este objetivo.

Antes visitó el laboratorio de Física y Química del IES Antonio Mª Calero

sábado, 26 de noviembre de 2016

Celebramos a Santa Cecilia en Pozoblanco








Bendición de la nueva bandera de la Banda Sinfónica




jueves, 17 de noviembre de 2016

Baena en la Feria de los Municios de Córdoba 2016 (texto de Lourdes Tamajón Flores)



  
En un emblemático palacio, el de la Merced, antiguo edificio del siglo XVIII, ahora sede de la Diputación Provincial de Córdoba, se ha celebrado durante los días 10, 11,  12 y 13 de Noviembre, la Feria de los Municipios.


Tras unos años de ausencia, ha vuelto y lo ha hecho con ganas, 35.000 personas han pasado por ella, en la que cada uno de los pueblos participantes de la provincia de Córdoba, han presentado su más extensa oferta cultural, gastronómica, su patrimonio monumental, artístico y etnológico.


Todo el atractivo de nuestras ciudades transformado en reclamo turístico y esencial para conocer mejor las comarcas que rodean a esta  emblemática capital.


El stand de Baena, ha sido el sitio donde degustar nuestro aceite y nuestro vino, conocer la Semana Santa, las Cuevas del Yeso, el yacimiento arqueológico de Torreparedones y nuestro recién terminado Castillo, que ubicado en la Almedina, ha dado pie para dar a conocer a través de la “Asociación Cultural Aula de Teatro de Baena” las leyendas de la villa, que han sido representadas por un excelente plantel de actores; Angelines Ortiz, Rafael Monroy Pérez,  Rafael Sánchez, Juan Carlos Sánchez Sánchez-Cañete, Francisco Tarifa, María Luisa de los Ríos, Lourdes Ramírez, María Pérez y dirigidos magistralmente por Cristóbal Pérez Jorge, actor y director de esta escuela.



Una excelente representación de las emparedadas en el patio baroco del Palacio de la Merced. Allí sonaron sus voces, haciéndonos vibrar como si regresáramos a otra época cuyo esplendor aún sigue vivo.


La oferta literaria, nos ha llegado de la mano de nuestro poeta y escritor de Baena; Manuel Espejo, en el salón de actos.



Nuestro Pregonero del presente 2016 nos trae a la Capital Cordobesa sus versos a través de dos de sus libros; “Sabes qué…”  poesía y de narrativa “La tienda de zapatos”.



Carmen Gómez, Diputada de turismo de la provincia de Córdoba abrió el acto y presentó a Manuel Espejo, acompañado de la Segundo Teniente Alcalde y Concejala de Cultura y Turismo Lola Cristina Mata Casado-Yuste, quien elogió la figura de Manuel Espejo como Baenense comprometido con la cultura y nuestro pueblo, desplazándose desde  su Fuenlabrada  adoptiva (Madrid), hasta esta feria para promocionar sus libros y la cultura.


Juan Carlos Roldan Sillero, amigo y anterior Presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa, fue el encargado de presentar los libros de Manuel y elogió también la figura de éste, no solo como poeta y escritor, sino como amigo y gran persona.


Dijo; Si encuentras este libro, refiriéndose al de poemas; “Sabes que…” que ya va por su cuarta edición, léeme y no me dejes en estanterías olvidadas y añadió, si te encuentras con Manuel Espejo en cualquier sitio, párate y habla un ratito con él.




Un nutrido grupo de amigos  y poetas Baenenses, pusieron voz a los versos de Manuel; María Isabel Moreno, Angelines Ortiz, Rafael Monroy, Juan Mariano Fernández, Juan Carlos Roldan y Lourdes Tamajon su esposa y autora del Prologo, la Tienda de Zapatos.






Todos ellos magníficos en la declamación de sus versos y arropados por un grupo numeroso de amigos familiares y público que no quisieron perderse la presentación de sus libros y sobre todo disfrutar de su poesía.




El broche final llegó con un precioso poema a la capital Cordobesa titulado “Córdoba de mis raíces” ahí en este emblemático Palacio de la Merced sonaron los versos de Manuel Espejo cantándole a nuestra querida Córdoba.


 Todo el arte y apasionamiento que Manuel pone en su voz, fueron envolviendo de luz, agua fresca, patios llenos de flores, cruces de Mayo, campiña y olivares, caballos y feria, los monumentos de una ciudad imprescindible para conocerla, amarla, vivirla y no olvidarla.


Toda la magia y sensualidad, junto a la armonía de sus versos sencillos y cautivadores, dejaron perpleja, no solo a su Baena natal de la que siempre habla…, su pueblo blanco, sino a esa capital que Manuel venera con su versos…, Córdoba.

Córdoba Capital
que mi boca venera
orgullosa puedes estar
de tu elegancia, de tus maneras
y de tu belleza sin par…

Broche lleno de emoción, de sentimientos y agradecimientos para una editorial que ha apostado por él (Entrelineas Editores) el Ilustrísimo Ayuntamiento de Baena y su concejalía de Cultura y Turismo, la Diputación Provincial de Córdoba, su familia, sus amigos y todo el público que esta noche estuvo acompañando a Manuel que…,  sí  puede decir orgulloso…
“Soy profeta en mi tierra”.


L. Tamajón Flores.
15-11-2016.


Aquí os dejo con los versos de Manuel y momentos que quisiéramos retener para siempre;



            CÓRDOBA DE MIS RAICES
                            
Córdoba de mis raíces,
de mi Baena, mi acento,
mis olivares mi aceite y mi vino,
sus casas blancas, sus verdes trigales,
mis recuerdos de chiquillo,
mi infancia y adolescencia,
mi familia y mis amigos,
tierra a la que mis versos
canta, bendice y abraza
y me hacen sentir vivo.


Córdoba capital
que mi boca venera,
orgullosa puedes estar
de tu elegancia,
de tus maneras
de tu belleza sin par,
de tu cante entre surtidores,
de tus fuentes de agua clara
y de tus patios llenos de flores…,


de ese Guadalquivir
donde tu esencia se mira
y mis ojos…,
más de una tarde contemplaran,
la Mezquita y su catedral,
su campanario, su torre y sus campanas,
que a gloria suenan
en su alegre repicar.


Se estremecen los naranjos,
que en silencio…,
callan y aguardan,
y beben del agua fresca
de la fuente del olivar,
que cae de sus caños
y por sus acequias fluye,
cantándole a esa campiña
con tintes de un verde mar
que nos envuelve y baña
mientras se agitan
de los olivos…, sus ramas y,
agoniza la tarde
con su luz crepuscular.


Aromas de claveles y geranios,
rosas, azahar y…,
Jazmines en flor como estrellas
para tus cruces de mayo
y como diría Machado;
las alas de un sobrero cordobés,
color de caramelo
pulido y torneado.


Judería de pasos nocturnos y reminiscencias,
cuna de genios, arte y sabiduría,
de pensadores, filósofos y poetas
que nos dejaron la esencia
impregnada en la piel
de las mujeres y hombres
nacidos en esta tierra.


Córdoba que me abres los brazos
como al hijo pródigo que vuelve
a pisar su pueblo blanco,
su calle, su casa…,
y perdona mis pecados,
mis desaires, mi ausencia
que de vez en cuando  pasea y pasa
una y otra vez para mirarte,
contemplar tu belleza regia y sultana.


Las mujeres de Julio Romero de Torres,
su profunda mirada,
sus naranjas y limones,
su Chiquita piconera,
el cante jondo…,
al compás de una guitarra,
María Magdalena y…,
junto al brocal del pozo,
la buena samaritana,
con piel de aceituna y canela,
las noches, por la luna plateadas,
el misterio y toda la esencia
de la que se impregna el alma.


Córdoba de caballos
elegantes que bailan,
Córdoba de tabernas,
copas de fino,
oro, reflejos y transparencias,
de salmorejo, flamenquines
y otras tapas
que al mundo entero deleitan,
y se han transformado en reinas
y manjar de nuestras casas.


Córdoba de San Rafael Arcángel,
y fervor en Semana Santa.
Córdoba de Cristo de los Dolores,
de Capuchinos, Misericordia, Agonía
y de los Faroles.


Córdoba de tarde de toros,
mantones bordados y peinas,
flecos, mantillas y volantes,
de paseos a lomos de una jaca
torda, lozana y esbelta,
a ritmo de pasodobles
y castañuelas en feria.


Córdoba de las mil y una noches,
de Alcázar, baños árabes
y amor de madrugada,
de Puente Romano, Torre de Calahorra
y ruinas de Califato en Medinat Al-Zahra.
De balcones floridos, rejas y celosías
y amores perseguidos,
en nuestra Córdoba mora y cristiana,
de clases y señoríos,
segadores de trigo
vendimiadores arrogantes,
y aceituneros altivos.

Córdoba de sol y sombra,
de cal y albercas,
de flores, callejuelas y siesta…



Córdoba de mis antepasados,
de filigrana y artesanía de plata,
de salero y buena condición,
así es la gente de mi tierra cordobesa,
y aquí quiero seguir amando
con ternura y con pasión y…,
luego, luego mis pasos pausar,
entre aromas de romero y olivar,
dama de noche y lavanda,
albahaca, manzanilla y hierbabuena,
contrastando con el blanco
inmaculado de la cal…,
aquí, en mi Córdoba, en mi Baena natal…,
sí, aquí me quiero quedar
con mis tambores, mi aceite
y un fino en el paladar
y mis recuerdos…,
regresando a su antojo,
mientras me llegan
cálidos y hermosos…,
el dulzor de tus besos…,
que en mi tierra…, saben mejor…,
que cuando de ti me siento lejos.


Manuel Espejo Jurado
11/11/16

Córdoba